Header Ads


Mitos y verdades de rituales y objetos de la buena suerte




Por estas fechas, aparecen una serie de objetos, ritos y costumbres que aseguran cumplir con los deseos y traer mucha prosperidad a quienes los posean o realicen, sin embargo, en la mayoría de los casos hay mucha confusión y desconocimiento sobre los verdaderos beneficios que tiene cada rito, sobre todo si se piensa que en esta materia no hay reglas generales, sino que cada objeto debe ser adaptado de acuerdo a la necesidad que tenga cada persona.


Tal como explica la especialista y Fellow del American Institute of Stress, Doctora Yatiri Xiwlli Germain, especialista en medicina bioenergética, “hay objetos o tradiciones que pueden ser beneficiosos para una persona, pero ser contraproducentes para otra, ya que cada individuo es único y el significado que le entregue a una determinada cosa o ceremonia, también lo es”.

Es así como hay ciertos ritos u objetos a los que se les atribuyen ciertas propiedades de buena suerte o protectoras, y, por el contrario, otros que es mejor evitar porque traerán ruina al hogar. A continuación analizaremos algunos de los mitos más conocidos.

Tener un cuarzo atrae la "buena suerte"

De acuerdo a la doctora Xiwli, efectivamente las piedras tienen energía, pero hay que tener cuidado porque estas adquieren información del lugar de donde vienen, por lo tanto, es necesario saber el origen de esa piedra y qué se espera de ella, de manera de programarla para que sea beneficiosa.

Ahora bien, la Amatista es una piedra que siempre es bueno tener en el hogar, porque hará transformaciones positivas, ya que es una piedra protectora, pero con el resto, como el cuarzo (que captura información del medio) hay que tener cuidado y saber dónde ubicarlo al interior de la casa.

Cultivar plantas en el interior del hogar


Las plantas ayudan a mejorar el ambiente, sobre todo las medicinales, por lo que siempre se recomienda tener en el jardín o terraza algún tipo de hierbas como menta, albahaca, ruda, en general es bueno tener vegetación dentro y fuera del hogar, pero hay que tener cuidado con las plantas que se ponen en las habitaciones.

Por ejemplo, no se debe tener flores en un dormitorio por la noche porque éstas liberan dióxido de carbono y quitan oxígeno, lo que podría ser perjudicial para la salud.

Los acuarios dentro de la casa atraen la "mala suerte" 


Según lo que explica la Doctora Yatiri Xiwlli Germain, la casa es como el cuerpo humano, hay espacios destinados para sentir, representando el corazón, otros lugares son, por ejemplo: para la prosperidad, éxito, familia, salud, etc.

Entonces si se quiere tener un acuario, éste debe estar ubicado en aquel lugar donde se encuentra el sector del agua y atraerá fortuna al hogar pero por ningún motivo poner en un dormitorio pues solo traerá ruina.

Los espejos son portales

Para la doctora Xiwli, efectivamente no es conveniente tener espejos frente al lugar en el que uno duerme, porque pueden actuar negativamente sobre nuestro inconsciente. Es mejor distribuir espejos en otros sectores de la casa.


Colocar fotos de familiares fallecidos


Se dice que es bueno poner fotos de familiares difuntos en el hogar para tenerlos siempre presentes y que protejan la casa y a todos sus integrantes. Sin embargo, tal como ocurre en los casos antes mencionados, esto va a depender.

En este caso por ejemplo, importa la forma en que hayan muerto, de la relación que se haya tenido en vida, y del objetivo que se busca al tener la fotografía, además de tenerlos en el sector de los ancestros.

Para la doctora Germain, “es recomendable tener en un lugar sagrado de la casa a nuestros ancestros para obtener de ellos ciertos beneficios, como por ejemplo, orientación ante una situación en particular, si es que consideras que en vida ese familiar fue sabio y su recuerdo dice relación con ello.

Hay que tener presente que esa influencia familiar debe ser cierta en el subconsciente, no sirve un recuerdo modificado por la natural preocupación de la opinión pública.

De todas maneras, la experta, quien además es directora de Dharmashala Centro de Estudios para el desarrollo humano, aconseja tener cuidado con este tipo de mitos, pues los resultados pueden variar según la intención, situación emocional, las creencias de cada persona y la información subconsciente. Tener presente que “creas lo que crees y no tienes lo que niegas”.






Con tecnología de Blogger.