Header Ads


Beyoncé en Coachella marca un hito en la moda de alta costura



Era el 2017 y todo estaba listo para la presentación de Beyoncé en el principal festival de música y artes del oeste de Estados Unidos, pero el anuncio de la llegada de los gemelos de la cantante daría una pausa a la presentación. 


Como opción y suplente estuvo Lady Gaga. Pero este año ya estaba asegurada su presentación, tras una larga pausa y una gira que la llevaría alrededor del mundo son su Formation Tour. Para el Festival Coachella llevaría toda su artillería: bailarines, músicos, esposo, hijos Michelle, Kelly y un vestuario que marca un antes y después, igualando la calidad y creatividad de grandes artistas como Michael Jackson o Madonna.

El conjunto de trajes de alta costura que dejó a mucho vislubrados por los detalles y mensajes, estuvo a cargo de Balmain y durante un entrevista el modisto explicó con detalles los pormenores en la creación de cada pieza de quien sería la primera mujer afroamericanaqen presentarse en el festival.

Todo comenzó con la programación de otoño de la casa de moda Balmain en 2018, cuando el estilista y diseñador Marni Senofonte volvió a Olivier Rustenu y le explicó que trató de encontrar al diseñador adecuado para crear los diseños  y el discurso visual de Beyonce en Coashella.

 "Marni dijo que el espectáculo se trata dela lucha por la vida, y que Bee (Beyoncé) estaba buscando algo con un estilo militar", dijo Rustin. "Nuestras siluetas y ropa al estilo Mad Max, con elementos militares futuristas perfectamente adecuados".

Pero, por supuesto, Queen Bee no iba a poner en producción en masa, por lo que Rusten comenzó a trabajar con Senofonte y todo el equipo de Beyoncé para crear una línea de escenario a medida para su actuación del sábado en el festival.

Rusten también creó ropa para 200 bailarines en el escenario, incluyendo a Kelly Rowland y Michelle Williams, quienes se reunieron con Beyoncé para Destiny's Child. Rusten solo tuvo unas pocas semanas para darse cuenta de todo, pasó noches sin dormir y largos días creando una capa negra y dorada inspirada en Egipto y un tocado con ornamentos intrincados.

También creó un suéter negro y bodys de materia holográfica; sudadera con capucha amarilla, decorada al frente con la inscripción BAK con el estilo juvenil universitario; un mini vestido de camuflaje en una malla; así como la parte superior, decorada con el escudo de armas de Beyonce 2018, que representa una abeja, un puño en alto, una pantera y una diosa egipcia. "Al final, parecía que yo y Marnie estábamos en una relación", dijo el diseñador. "Nos acostamos, copiamos sms y correos electrónicos, nos despertamos haciendo lo mismo".




Rusten trabajó en estrecho contacto no solo con Senofonte, sino también con Beyoncé y todo su equipo creativo. Voló a Los Ángeles para participar en los ensayos, asegurándose de que las prendas encajaran bien con la coreografía y de que cada traje se ejecutara con cuidado y fuera duradero.

"Bee es una perfeccionista", dice Rusten. "Ella tiene una visión tan clara de la moda y su música, aprendí mucho de esta experiencia y de ver sus ensayos". A pesar de que ha trabajado con Beyonce anterior sobre sus trajes para la gira en 2016, y ha trabajado con una impresionante lista de celebridades que incluye Frank Ocean y Kim Kardashian West (por no hablar de las marcas y compañías como el Ballet de Victoria Secret y París ), enfatiza lo diferente y profundo que fue para él experimentar.

"Si hablas abiertamente, es muy raro que puedas comunicarte tan estrechamente con la artista y con un asociado de su equipo en este proceso". 






Rusten confía en que estos trajes de alta costura para Beyoncé permanecerán en la historia musical no sólo por el trabajo minucioso, sino también por la dinámica de sus actuaciones. Sin embargo, a pesar de todo el glamour y los excesos involucrados en el proceso de trabajo: "Creo que nunca olvidaré cómo nos sentamos con Bee en el suelo y cortamos la tela", dice suavemente.





"Blue Ivy viene y corre hacia el Bi, ella la abraza mientras estamos hablando de las imágenes y los trajes. Para mí fue un momento hermoso, debido a que está sentado aquí con una gran estrella, pero ella sigue siendo una mujer fuerte y una madre cariñosa a su hija.

"Su hija no aprobó oficialmente los trajes para Coachella, pero su padre, JayZ, de hecho cuando vio el tocado de la diosa egipcia que estaba usando a Bee, abrió los ojos de par en par y emocionado que dijo: 'Oh, wow '. En ese momento, estaba muy contento".


Mira aquí el concierto completo de Beyoncé en Coachella 2018




@vosmagazine | vía B Elite |



Con tecnología de Blogger.