Header Ads


Esculturas de sal un forma de conectarse con la esencia de Israel



Aunque creció parte en Londres y Filadelfia, la artista nació en Jerusalén, Sigalit Landau, siente una conexión particular y poderosa con el Mar Muerto. "Ese era mi mar desde que era un niña", dice ella. "Ahí es donde mi familia solía ir los fines de semana, es realmente parte de mi biografía".


Desde 2005, este lago bajo e hiper salino, ha actuado como una presencia colaborativa en las obras de Landau, su peculiar flotabilidad, acústica y estética que les da una calidad y aspecto de otro mundo.

Su última obra, "Salt Bride", comienza con una alquimia natural: una especie de escultura de lapso de tiempo, en la que un severo vestido negro sumergido en las aguas del Mar Muerto gradualmente se vuelve blanco y brillante como cristales, más salados que lágrimas.

"Es un poco tentador, el mar en general y el cristal específicamente, es muy hermoso, parece leche o nieve", explica Landau. Después de sumergir el vestido, los cristales se acumularon naturalmente, debido al alto contenido de salinidad del lago, en el transcurso de tres meses del 2014.





Fotografías subacuáticas de tamaño natural que muestran esta metamorfosis, creadas por Landau y su compañero Yotam From, se han mostrados en el Marlborough Contemporary de Londres. Para la artista, existe un vínculo explícito entre el proceso de creación del vestido y la práctica de la fotografía; en ambos casos, el producto final emerge después de una larga inmersión en líquido.

Al concebir "Salt Bride", Landau se inspiró en "The Dybbuk": el drama de S. Ansky de 1916 sobre el amor cruzado y el exorcismo enraizado en el folclore judío. Prometida al hijo de una familia adinerada, una joven jasídica, Leah, queda poseída por el espíritu de su amante muerto. Es una historia infundida con "magia negra y contenido cabalístico", explica Landau.







"Es un lado del judaísmo que es más romántico y místico". El vestido en sí es una copia del que usó la actriz de teatro Hannah Rovina, para quien Leah se convirtió en un personaje de la firma en la década de 1920. En las ocho fotografías que componen la exposición "Salt Bride", el vestido negro que simboliza la posesión de Leah por el Dybbuk titular se transforma en su vestido de novia.







@vosmagazine | Con información de NYT | Fotos: Sigalit Landau




Con tecnología de Blogger.