Header Ads


Botellas de plástico un "salvavidas" para México tras el terremoto


Algunos las llaman viviendas ecológicas, para otros se trata de viviendas emergentes.

Miles de mexicanos perdieron sus hogares a causa de los temblores de las últimas semanas. Los brigadistas y rescatistas siguen removiendo escombros para encontrar personas con vida y recuperar los cuerpos de quienes han muerto. Sin embargo, todavía falta la parte más difícil: la reconstrucción de los hogares.

El presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer las tres etapas de reconstrucción de México:

1) asegurar alimentos y medicamentos a los damnificados, 2) elaborar un censo que defina el número exacto de construcciones dañadas, y 3) demoler y remover de escombros, para luego reconstruir las viviendas.

Es precisamente a esta tercera etapa a la que se está adelantando VIEM, una iniciativa queretana que además de proponer la construcción de viviendas emergentes con botellas de PET, fomenta el reciclaje.

VIEM, que significa "vivienda emergente", está en plena campaña de acopio de botellas de plástico, con las que construirían viviendas en las comunidades que fueron dañadas por los sismos.

Los impulsores de esta iniciativa explican que las botellas son rellenadas con tierra de los mismos escombros, con tierra o adobe, y a la hora de la construcción funcionan como si fueran tabiques.

Además de recibir botellas de cualquier tamaño, incluso galones, de preferencia sin aplastar y con tapa (no garrafones); VIEM también está recolectando alambre recocido, cinta industrial, madera, cutters, costales, cascos, guantes, pinzas, palas, picos y carretillas.

En su página web explican que su idea "surge a raíz de darle solución a la parte de falta de vivienda en las zonas afectadas por los sismos". Y adelantan que su primera acción arrancará en Morelos, Puebla y Jojutla, en donde se enfocarán en temas sanitarios y de seguridad.






En Querétaro han iniciado las pruebas piloto de construcción/destrucción requeridas por Protección Civil. Mientras, en Villahermosa han juntado a un grupo de voluntarios que viajará a Oaxaca a ayudar con la construcción.

De hecho también están abiertos a recibir el apoyo de quien desee convertirse en centro de acopio para VIEM.

Aunque este proyecto no es nuevo, la primera vez que escuchamos hablar de él fue en Tlaxcala en 2014 y más tarde en Tepic (2015), la construcción de casas con botellas de PET es, por mucho, un recurso que ayudaría TEMPORALMENTE a las personas cuyos hogares fueron destruidos por cualquier desastre natural.


@vosmagazine | Por Sandra Lucario HP |






Con tecnología de Blogger.