Header Ads


Seis razones para tener esperanza en el cambio climático




1. El cambio climático es una serie de problemas manejables que tienen soluciones.


Los líderes políticos y ambientales tienden a hablar del cambio climático como si se tratara de un problema masivo que sólo puede ser resuelto por un tratado global y que costará enormes sumas de dinero para arreglar.

En realidad es una serie de problemas manejables y cada uno tiene una solución práctica - mejor aún -, cada uno de estos problemas tiene una solución que fortalecerá la economía y mejorará la vida de las personas.



2. Las ciudades están tomando medidas.


Las ciudades representan el 70 por ciento de las emisiones de carbono, por lo que son los lugares donde comienza el desafío climático. Pero también sostienen las soluciones, porque hay muchas cosas que los alcaldes pueden hacer para reducir esas emisiones, ya algunos están tomando medidas.

En algunos casos, no lo consideran el cambio climático como una cuestión política, lo consideran un problema inmediato de salud pública y económico, entendiendo que son pasos que luchan contra el cambio climático también convierten a las ciudades en mejores lugares para vivir.

Los líderes hablan entre sí y colaboran a través de organizaciones como C40 y el Pacto Mundial de Alcaldes para el Clima y la Energía. El Pacto Mundial incluye ahora más de 7,400 ciudades que albergan el 10 por ciento de la población mundial.




3. Los ciudadanos están defendiendo su derecho a respirar aire limpio

Las centrales eléctricas de carbón son el mayor contribuyente a las emisiones mundiales de carbono y cobran un precio terrible en salud pública.

Desde 2011, las comunidades que trabajan con la campaña de Beyond Coal del Sierra Club han ayudado a cerrar más de 250 plantas de carbón o convertirlas en fuentes de energía más limpias.

La caída de la energía del carbón es la razón por la que los Estados Unidos ha llevado al mundo a reducir las emisiones de carbono durante la última década, y la disminución en el uso del carbón está ahorrando alrededor de 6.000 vidas estadounidenses cada año.





4. Las energías renovables están aumentando.


La principal razón de la disminución de la cuota de mercado del carbón es la caída del precio del gas natural y de las energías renovables, y podríamos acelerar la transición a la energía limpia al poner fin a los subsidios que favorecen los combustibles sucios.

Cada año, los gobiernos aportan alrededor de 500.000 millones de dólares en subsidios a combustibles fósiles, cuatro veces más de lo que gastan para apoyar la energía renovable. Acabar con los subsidios a los combustibles fósiles, crearía un mercado justo para la energía limpia y liberaría el dinero necesario para invertir en infraestructura de bajo carbono, teniendo esto un sentido económico.




5. Más empresas están tomando el cambio climático en cuenta.



Durante mucho tiempo, las empresas no tenían forma de medir los riesgos que enfrentan por el cambio climático, y eso les impidió tomar medidas. Ahora hay una serie de esfuerzos en marcha para ayudar a las empresas a medir y reportar sus riesgos, lo que fomenta la inversión en energía limpia y otras medidas que protegerán a nuestra economía de los impactos del cambio climático.


6. Una revolución del transporte está comenzando.



El transporte es la mayor fuente de emisiones de carbono en la mayoría de las ciudades del mundo, pero es posible otro futuro, y las ciudades lo están adoptando. Estamos al comienzo de una revolución en el transporte urbano que está cambiando fundamentalmente la forma en que nos movemos.






Cada vez más están invirtiendo en alternativas a los automóviles y haciendo las calles más seguras para peatones y ciclistas, como los caso de Holanda y Reino Unido. Al mismo tiempo, la combinación de vehículos eléctricos, autos sin conductor y paseo compartido tiene el potencial de reducir dramáticamente las emisiones y la contaminación del aire del sector de transporte. Y las mejores ideas se están extendiendo de ciudad en ciudad más rápido que nunca.


@vosmagazine | Por Mike Bloomberg






Con tecnología de Blogger.