Header Ads


Luchó contra el cáncer y hoy es récord Guinnes




Leo Morales, oriundo de México,  estableció un nuevo récord mundial Guinness de buceo profundo para las personas con discapacidad. Con el apoyo de un equipo de buzos profesionales, descendió a 400 pies (120 metros). Fue una inmersión compleja y peligrosa, por lo que Leo utilizó de 6 a 7 tanques de diferentes mezclas de gases.

A los 39 años, Leo se mantuvo inactivo durante más de cuatro años. En septiembre de 2008, fue diagnosticado con una forma agresiva de cáncer, condrosarcoma, el cual ya estaba muy propagado en la pierna derecha, con una estimación de seis meses de vida. 

Se sometió a terapias de quimioterapia intensiva y radiación que, por desgracia, no produjo ningún resultado. La única opción que quedaba era amputar la pierna por la cadera para evitar que la enfermedad progresara, aunque sólo se le dio un 20% de posibilidades de salir de la cirugía con vida.

Morales sobrevivió a la amputación. Gracias al apoyo incondicional y el amor de Larena, su esposa, se las arregló para superar su discapacidad, siendo los momentos más oscuros de su vida. El deseo de querer dejar un legado y ser una fuente de inspiración y motivación se hizo más fuerte.

Leo reanudó el buceo, un deporte que empezó de forma recreativa en 1997 cuando por primera vez se trasladó a Playa del Carmen, México, y se enamoró del océano. Llegó rápidamente a la idea de establecer un récord mundial en el área de buceo técnico para dar un ejemplo de que la gente realmente puede superar sus discapacidades si va en busca de sus sueños. Para él la única discapacidad está en la mente, y esta no debe ser física.

Hoy en buen estado físico y en buen espíritu, vive al máximo, sabiendo cuán preciosa es la vida y por qué es tan digna de ser vivida.

El intento del registro se llevó a cabo en las hermosas aguas de Cozumel el 9/12/2012, durante el Cozumel Scuba Fest. Para tener el registro acreditado, Leo necesitó para salir del agua sin mostrar ningún signo de enfermedad de descompresión o de lesiones, él tenía que volver en el barco por su cuenta. Tuvo éxito en ambas hazañas, estableciendo así un nuevo récord mundial Guinness.

Al establecer este registro, Leo quiere recordar a las personas con discapacidad a nunca darse por vencido o perder la esperanza y para animarles a hacer sus sueños realidad.







| @vosmagazine | por Donny Gonzalez @donnydice | Video



Con tecnología de Blogger.