Header Ads


Soda Stereo llegará a los escenarios del Cirque du Soleil

Soda Stereo Cirque du Soleil


Una de las bandas más reconocidas de América Latina, Soda Stereo, será inmortalizada por la compañía de circo canadiense, Cirque du Soleil. 

Entre una mezcla tradicional del estilo de la banda y la incoporación de performance, la empresa circense mostrará la vida y obra del trío argentino, liderado por Gustavo Cerati.

Los también ex integrantes de la banda Charly Alberti (batería) y Zeta Bosio (Bajo) aseguraron al diario Clarín lo que este gran paso significa para ellos.

“Esto es algo que no me esperaba. Cuando ellos (por los gestores de la idea) me lo comentaron, me entusiasmé, no lo podía creer. Nosotros siempre hicimos mucho hincapié en nuestros shows en vivo, tratando de hacerle sentir a la gente una experiencia sensorial completa. No éramos sólo un grupo tocando música en el escenario”, dijo el ex bajista de la banda.






Por otro lado, Alberti hizo mención a lo que ellos aportarán en el show:

“Nosotros le damos una inmersión en la vida y la historia de Soda. Sirve para agarrar esos momentos, esos sonidos, esas sensaciones, para empezar a generar ideas para cada uno de los actos. La gente del circo está muy contenta con que estemos en el proceso y con contar con nosotros”.
“Ellos no pertenecen a Latinoamérica y, más allá de Soda Stereo, hay que hacerles vivenciar las cosas que suceden allí. Desde la gente hasta la realidad política. Porque al público les ponés ‘De música ligera’, y se ponen a saltar todos. Es un proceso largo y amplio”, agregó.
 Gustavo Cerati estará ausente en esta propuesta, pero está representado por su hermana Laura:
“Estoy empapándome de todo. Me parece una propuesta elevada, una expresión artística diferente, con la música de ellos, con lo cual me parece que va a ser algo lindo y bueno para nosotros y para la gente que lo vaya a ver”.

La fecha de estreno se ha fijado para marzo de 2017 en Argentina y luego se iniciará la gira por América.



| @vosmagazine | Con información de El Clarín | 



Con tecnología de Blogger.