Header Ads


Gloria Alvarez y 30 consejos para superar los 20s



La guatemalteca, Gloria Alvarez, reconocida libertaria, internacionalista y activista por un mundo mejor, no sólo recorre diversos países para llevar su mensaje, también toma tiempo para dar a los jóvenes un norte de vida más allá de la cotidianidad que ofrecen los sistemas en cada nación.

Recién cumplió 30 años, el pasado 09 de marzo, para ello hizo un recuento de sus treintas primaveras en reflexiones que, dependiendo de cómo se interprete, podrán servir como ejemplo o adaptarlos de acuerdo a nuestro contexto cultural.

En su cuenta oficial de facebook, expresó que "oficialmente abandono la juventud y entro en la adultez. Por lo cual decidí hacer una compilación de 30 cosas que aprendí en los 20's para que le sirvan a quienes están en esta etapa y se encarguen ahora de la juventud".


1: Aprovecha las becas y vive en cuantos lugares puedas: a mis 22 habiendo terminados mis dos licenciaturas en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, me encontraba hasta de la gente que a mi a edad lo único en que podían pensar era ¿Dónde vamos a ir a chupar (tomar licor) el viernes cerote? Estaba cansada de personas que se quejaban de sus problemas pero que eran incapaces de tomar un libros para buscar soluciones.

A través de de internet encontré becas y apliqué a varias hasta que finalmente Georgetown University y el Cato Institute, me dieron una para ir a trabajar , estudiar y vivir en Washington DC. Adaptarse a un nuevo clima, rodearme de más de 60 nacionalidades y encargarme de vivir sola, son experiencias que te hacen más humilde pues reconoces que hay miles de forma de vivir. Aprendes a ser tolerante, cuestionas tus creencias y lo más importante: te vas defendiendo a ti mismo. 

2. Invierte siempre más tiempo en conocerte a ti mismo que en criticar a los demás: Cuando vas solo por el mundo viviendo de lugar en lugar estudiando, te das cuenta que la única competencia real es contigo mismo para ser mejor de lo que eras en tu pasado. Que no se te vayan los 20s pelando las decisiones del resto porque ese solo es tiempo que estás desperdiciando para construir en ti mismo. Ejemplo: en lugar de enfrascarme en que el Cristianismo es la creencia verdadera y pensar que mis amigos musulmanes y budistas vivían equivocados, tomé lecciones de cada una de esas formas de ver la vida, para construir la mía propia y poner la libertad como el pilar de mi escala de principios individual.

3. Empieza con una tarjeta de débito y quédate con ella hasta donde puedas: Mi primer trabajo fue en Video Shop a los 17 años. Ganaba Q700 al mes. Desde ese momento hasta hoy, solo he dejado de trabajar el año que viví en Bélgica sacando mi maestría en Culturas y Desarrollo Internacional y el semestre que hice trabajo de campo con inmigrantes del Senegal en Roma Italia. 

He trabajado como locutora, vendedora, hostess de restaurantes, gerente de relaciones públicas, directora de proyectos en el MCN y ahora conductora de TV también. Siempre me propuse no gastar más de lo que me ingresaba por lo que he sido una fiel creyente de las tarjetas de débito. Nunca he sacado una tarjeta de crédito a mi nombre. Me fui independizando poco a poco hasta ser yo contribuyente en los gastos de mi casa. No es lo que ganes sino lo que haces con lo que ganas. Ten en mente que el sueldo mínimo siempre alcanza más para independizar a un veinteañero poco a poco que para mantener a 3 bebés.

4. Grábatelo y no te amargues: NINGUNO arrancamos la vida desde la misma línea de inicio: Jamás ha sido así y jamás lo será. La gente que aprende a vivir en la realidad es la única capaz de mejorarla. Y la gente que pierde el tiempo tratando de igualar esas líneas, desperdicia su vida y no llega a nada.

Estudia cuál es tu línea de inicio. ¿Te tocó pedir limosna porque tus padres te explotaron? ¿Te fuiste a USA de mojado? ¿Tuviste la oportunidad de ir o no ir a la universidad? Ejemplos abundan en este mundo de personas que de la pobreza han llegado a la grandeza. Y la grandeza no es material. Sino el cúmulo de tener: inteligencia intelectual, inteligencia social e inteligencia emocional. Tu mente es tu mayor recurso sin importar lo jodidas que sean tus condiciones iniciales.

5. Las Decisiones que tomes hoy te llevarán a tus próximos 10 años sin que lo sepas: Yo empecé en radio a los 19 sin saber que eso me iba a enseñar a hablar en público para dar un discurso en Zaragoza 10 años después. Yo trabajé en una empresa de celulares sin saber que ahí iba a entender cómo la tecnología puede empoderar a los más necesitados. Viajé y me hice amiga de personas de todos los continentes y creencias sin saber que cada plática con ellos me iba a volver una mente más abierta que el promedio. Toma de la vida todo lo bueno, acepta todas las oportunidades que te vengan. Si lo haces, llegará un punto donde como dijo Steve Jobs, solo será cuestión de “conectar los puntos” y volverte tu propia marca.

6. Estudia lo que te apasiona: Tomate el tiempo de hacer una lista de tus sueños, tus talentos y lo que no te gusta. Investiga los cursos que se ofrecen en cada carrera. Usa el internet para conocer de antemano lo que cada universidad te ofrece y no pierdas el tiempo en carreras sugeridas por tu familia o amigos. Ten el coraje de ser tú quien tome tus propias decisiones. Conócete a ti mismo. Porque solo quienes estudiamos lo que nos apasiona, triunfamos en dichas carreras.

7. Déjate de racismos, clasismos, sexismos y xenofobias: Mientras antes lo hagas mejor porque emprenderás a incluir a tu vida gente de todo tipo. En lugar de clasificar a las personas por su color de piel, sexualidad o nacionalidad, vas a empezar a clasificar a la humanidad de acuerdo a su mentalidad. Rodéate de personas afines a tu mentalidad. A tus valores. A lo que te interesa. El paquete en el que vengan es 100% irrelevante. En todos lados hay gente de todo tipo. Quítate del vocabulario estupideces como “los gringos, los mexicanos y los ticos” este mundo lo que tiene son individuos y cada uno es único.

8. Defínete Política, Económica y Filosóficamente: Los 20s es la década para hacer esto. Lo menos que necesita este mundo es más gente confundida y doble moral. El mundo necesita personas que se expresen porque saben 100% lo que buscan defender. No pertenezcas a una religión porque te la heredaron. Conoce e investiga todas las que hay y llega tú a tu propia religión. No seas comunista porque tus amigos lo son.

Conoce la historia de la humanidad y tómate tu tiempo para investigar todos los “ismos” que existen y llega al tuyo propio. Al que a tú mente le haga 100% lógica y sentido. Define tu filosofía de vida y aprende a encontrar sabiduría en todos los rincones y épocas del planeta desde Buda hasta Confucio pasando por Aristóteles y Osho.

9. Amar es buscar en otro lo que tú estás dispuesto a dar también: el daño más grande que hacen películas como Twilight y 50 Shades of Grey es hacerte creer que una pendejita sin personalidad sumisa y plana puede ser el objeto de enamoramiento de un hombre culto, viajado, pensante millonario y lleno de excentricidades. En la vida real no funciona así. Si buscas inteligencia, primero debes ser tú inteligente, si buscas belleza, primero debes cuidar tu cuerpo como tu templo con frutas y verduras. Si buscas buen sexo primero debes aceptarte como tú eres y no vivir con complejos. El objetivo de una pareja es pasarla bien y ser felices mientras dure. 

En el momento en que ya no hay felicidad ni respeto, es hora de partir. El amor nunca te abandona. Solo se transforma. Te lo dice alguien que a sus 24 la hicieron volar de Bélgica a Washington DC para decirle en su cara lo que por skype no le quisieron admitir: Que le estaban quemando el rancho.

Te lo dice alguien que, a los 26 se volvió a enamorar y en abril pasado la mandaron al carajo luego de 3 años y medio de relación porque el amor se le acabó. Ten siempre presente que cuando inicias una relación con alguien las circunstancias siempre cambian porque como individuos evolucionamos. Eso si: no pierdas tu tiempo con alguien que no comparte tu mentalidad ni tus principios porque ahí no hay posibilidades de construir nada a futuro. En mi caso ni socialistas ni religiosos de ningún tipo.

10. Ataca ideas, no personas: Cuando estés frente a un argumento, o una frase o un consejo, evalúalo por el contenido lógico del mismo no por quien te lo está diciendo. En la medida en que empieces a juzgar las cosas por su lógica, te alejarás de prejuicios absurdos que solo  te nublan la razón.

11. Nunca deseches un trabajo en el que puedes aprender una habilidad que aún no tienes: los veinteañeros que solo buscan un sueldo no siempre paran en trabajos que los enriquezcan. Todo trabajo dignifica y la primera persona que tiene que defender su puesto de trabajo eres tú ante las posibles burlas y críticas que en una sociedad tan cangreja como la guatemalteca siempre te tiran. Así que di que sí y vayas a donde vayas siempre da lo mejor de ti. Es la forma en que las personas llegan a la grandeza.

12. En una entrevista de trabajo siempre di lo que tú puedes aportar. No te pongas a mamonear la empresa: En las entrevistas, se siempre sincero. Y algo que a mi siempre me ha funcionado cuando hay dos lugares que me buscan contratar, es ser abierta y comunicarlo a ambas partes. Esto no es lo que la mayoría te aconseja. Pero en mi experiencia, la honestidad siempre me ha llevado a tomar las decisiones laborales más transparentes.

13. Parrandea tan duro como estudias y trabajas: No sirven de nada ratones de biblioteca que no son capaces de socializar ni comunicar todo el conocimiento que han adquirido. Igual de inútiles son los veinteañeros que solo dedican su vida a la fiesta y no a cultivar su mente. Yo siempre me fajé estudiando y leyendo pero nunca dejé mi vida social de un lado. No hay razón para tener que escoger entre una u otra.

14. Si vas a drogarte, hazlo con gente que te quiere, que te respeta, que le importas y que te cuida: Cada quien sabe lo que en sus 20s va a querer experimentar o no. Y esa es una decisión individual que cada quien debe tomar por sí mismo. Como ya dije en otros consejos, tu no estás para juzgar a nadie ni nadie para juzgarte a ti. 

Si decides emborracharte, fumar marihuana, meterte una tacha, hacer coca, inyectarte o lo que sea que en algún momento de tu vida se te pase por la cabeza hacer siempre voltea a ver a tu alrededor a la gente que está contigo y preguntante ¿Le importo yo a estas personas? ¿Son estas personas mis verdaderos amigos? ¿Estas personas me van a cuidar hasta llevarme al hospital si me pasa algo? Si la respuesta a éstas y otras preguntas es NO, mas vale que no ingieras nada y que cambies de amigos. La vida no está para vivir rodeado de gente a la que ni le importas ni te quiere.

15. Trata a todas las personas con educación y respeto: esos clasismos estúpidos de “el mesero me tiene que tratar de usted y yo tengo que tratar a mis empleados como basura” déjaselos a las generaciones de antaño que nunca soltaron la mentalidad feudal. En este mundo globalizado hoy por hoy las cosas cambian de un día para otro y tu no eres nadie para menospreciar a otro ser humano por el puesto de empleo que en ese momento esta fungiendo. La gente auténtica es la que puede lograr cambios reales porque puede es aceptada y respetada en todos los públicos.

16. Cuando viajes, visita tantos museos como bares y lee la historia del lugar previo a llegar: No seas de esa gente que sale de casa para quejarse que nada en ese lugar es como en casa. Viajar es aventurarte a conocer una nueva parte del planeta. Hazte a la idea de que no vas adormir mucho. Levántate temprano para hacer turismo: caminar, visitar mercados, observar a las personas del lugar, tomar fotos, jugar con los niños. Y en la noche aprovecha la vida nocturna por igual. Viaja siempre con amigos que te quieran y personas que estén tan interesadas en cultivarse como en parrandear. Así no te frustrarás y podrás hacer de todo.

17. Tus decisiones son tu pedo. Tu sexo es tu pedo. Tu presupuesto es tu pedo: Por mucho que escuches a tantos resentidos culpar a la historia o a los actores económicos, políticos y sociales de sus desgracias, la realidad del asunto es que tú eres el único dueño de tu sexualidad y de quien metes en tu cama. Solo tú decides cómo te gastas cada centavo que ganas y solo tú eres responsable de tu vida. Mientras antes aceptes eso, más rápido vas a empezar a vivir mejor y con más coherencia. Si te embarazas, por favor ten presente que la educación y salud de ese niño o niña son tu pedo también.

18. LEE: Te sirve para saber contestar a troles con argumentos, como para no quedarte trabado cuando alguien te pegunte algo difícil, como para desarrollar otros criterios, como para ponerte en los zapatos de otras vidas y otros tiempos, y para ser más fluido en tus pensamientos y en tus acciones. LEE de todo lo que quieras en todos los temas. 

Una de las mejores cosas que a mi me pasó fue parar en una universidad socialista en Leuven Bélgica donde me tocó a todos los alabados por la izquierda: Foucault., Levi Strauss, Marx, Heidegger, Kierkegaard, etc. Mientras leía a estos autores, me mandé a traer una caja de libros del Cato Institute para siempre tener ambas versiones. No existe mejor forma de adquirir inteligencia que la lectura. Y tu lectura es tu pedo. No la determina nada ni nadie más que tú.

19. Antes de cambiar al mundo cámbiate a ti mismo: Si te está yendo pésimo en las notas, no te metas a Techo o a Platemos1000Árboles o a Fábrica de Sonrisas. La única razón por la que a los 26 fundé un movimiento de reforestación, es porque primero yo saqué mis estudios y ya estaba trabajando como para tener la solvencia económica de invertir mi plata en arbolitos. Recordá que la caridad es voluntaria. Y que trabajo de nosotros como sociedad hacer muchas cosas que le hemos delegado al corrupto del gobierno. Pero para poder contribuir con algo a tu sociedad, primero tenés que ser vos alguien.

20. Invertí más en viajes que en cualquier otra cosa: A mis 20 años yo estaba acomplejada por mi nariz y me la quería operar. Como regalo de cumpleaños le había pedido a mi papá la operación. El me dijo: no creo que la necesites. Pero vamos a ver a 3 médicos.

Después de que fui y cada uno me dijo lo que me haría, mi papá me depositó la plata. Ya con el dinero ahí me cuestioné. Justo había aplicado para ir a un seminario libertario en Bélgica. Para ese entonces yo nunca había ido a Europa en mi vida. Me aceptaron pero me dijeron que el boleto de avión non estaba incluido. 

En ese momento decidí tomar la plata de la operación y comprar mi pasaje. No me arrepiento. En ese seminario conocí Leuven. El pueblo donde 2 años después iría a estudiar Socialismo y a vivir con 5 españoles, un turco, un iraní y un griego-australiano, una francesa y uno que otro personaje recurrente que se volvieron mi segunda familia. Mi propia versión de Friends o How I Met Your Mother. Amigos que me cambiaron la vida, me la nutre y me ha enseñado tanto como los libros.

21. Todo es posible si te lo propones y trabajas con disciplina para lograrlo: En este mundo siempre habrá gente que lo logra y gente que no lo logra. Siempre ha sido así y siempre será así. Es parte de las decisiones humanas que siempre se han tomado. Tu trabajo no consiste en frutarte por esta realidad, sino en procurar que tú seas de las personas que lo logran. La buena noticia es que solo depende de ti. 

Por más que los resentidos te digan que los judíos, los empresarios, los masones, el orden mundial, los sindicatos, los gringos o el gobierno nos tienen sometidos, la realidad es que quien se las busca es quien triunfa. Y solo triunfa quien es disciplinado. Pero para tener disciplina, tienes que ser constante y apasionado por lo que haces. Una vez vayas logrando tu metas, ayuda a todas las personas que se crucen por tu camino. Pero no te detengas.

22. Deshazte de los amigos que no te aportan nada a tu propósito de vida: A mis 21, trabajando en Los 40 Principales, estudiando Relaciones Internacionales, tenía una amiga del colegio que estudiaba administración de empresas. Ella comúnmente se burlaba de mi carrera “Mickey Mouse” por no ser seria como la suya y ser una carrera “Fácil” donde sacar notas altas no era complicado. 

Me criticaba porque mi papá era muy estricto conmigo con los permisos y porque yo trabajaba en la radio siendo esa la época de mi vida en que debía parrandear. Llegó un día donde yo entré a una clase de su carrera y pasaron examen sorpresa de verdadero y falso. Yo saqué 9 y ella 6. Ahí se acabaron las burlas a mi carrera. Este es solo uno de los miles de ejemplos de personas que debes sacar de tu vida para poder seguir adelante. Siempre te dirán que no puedes. Pero no tienen por qué formar parte de tu circulo esos cangrejos.

23. Aprovechá que tenés la salud y las energías que jamás vas a volver a tener: Para poder sacar dos carreras, yo me tuve que inscribir a 10 cursos por semestre en la Marroquín. Iba a la U de 7AM a 1PM. De 3 a 6 trabajaba en Los 40 Principales sacando mi turno y de 6 a 9PM regresaba a la U para ir a estudiar. En Washington trabajaba en el Cato de 8AM a 5PM y estudiaba de 6PM a 9PM. 

En Bélgica y en Italia no trabajaba pero el tiempo que no estudiaba, lo ocupé para Mochilearme toda Europa con un presupuesto de 20 euros diarios. Cuando regresé a Guate trabajaba en la 949 y en las tardes era Community Manager de un Banco. Luego en Tigo trabajaba y en la noche tenía el turno en radio Mega. Hoy tengo mi trabajo en el MCN estoy dando conferencias por el mundo, sacando mi programa de TV en Azteca y de Radio en Libertópolis. Esta es la época para aprovechar tus energías al máximo y hacer cuantas cosas puedas sin descuidar ninguna. Hazlas. Agenda bien tu horario y mete cuantas actividades puedas llevar. Recuerda: Nunca volverás a ser tan joven como ahora.

24. Se vale llorar. Se vale sufrir. Se vale desconectarse y darle luto a las cosas. Eso sí. Con fecha límite: Cuando cortés con alguien, te despidan, se divorcien tus padres, se muera alguien querido, o te pase cualquier desgracia, date tu tiempo para llorar y sacarlo de tu sistema. A mi en lo personal, me ha servido escuchar música, hablar con mis amigos, pero sobretodo escribir. Al escribir he sido capaz de plasmar en papel todas las ideas inconclusas que un corazón roto deja y de verdad que es terapéutico para ayudar a tu mente con el dolor. 

Pero es importante que te des tu tiempo de luto. Como me dijo un gran amiga española cuando yo estaba en Bélgica luego de haber cortado con el chavo que me hizo volar hasta DC para admitirme que me había sido infiel: “Gloria ese ha sido un hijueputa. Y nadie lo niega. Pero llega un punto donde tu sufrimiento no es culpa de él. Llega un punto con el pasar de los días donde si sigues derrotada, empieza a ser tu culpa. Porque tu felicidad no depende de la nadie más”. Ten siempre eso presente.

25. Se coherente entre lo que dices, lo que piensas lo que haces y lo que sientes: Las personas que se definen a sí mismas y dejan clara su meta, sus valores y conforme a esa escala individual actúan de la misma forma que piensan y buscan sentimentalmente personas que aporten a eso, sufren menos porque no viven decepcionadas ni engañadas. Acuérdate que tú estableces tus propias reglas de vida. 
Las que yo establecí para mí es que toda la humanidad es igual en 3 derechos: vida, libertad y propiedad. Por eso no me asocio ni meto en mi vida a personas que atentan con estos 3 derechos en alguien más. Establece tú la tuya y empieza a rodearte de personas que aporten a eso.

26. Cultiva buenas amistades lejos y cerca: Un buen amigo es quien te respalda, te apoya pero que te dice la verdad tal cual. Es en la década de los 20s donde vas a conocer a todo tipo de personas y ahí irás definiendo quiénes se quedan para ser tus amigos y quienes no. Cuida a tus verdaderos amigos, preocúpate por ellos, consuélalos, levántalos, apóyalos, quiérelos y respétalos. 
Yo tengo la dicha de tener una mejor amiga desde mi primer año de universidad hace ya 13 años. La clave para tener una mejor amiga es entender que la competencia es con una misma y no una rivalidad entre ambas. Y que tu amiga está para aportar en tu meta de vida como tú en la de ella. No abandones a tus amistades en el extranjero. Recuerda que calidad siempre es mejor que cantidad de tiempo cuando se trata de amistades.

27. No te cases ni tengas hijos por presión: A las mujeres que a los 23 se casan y tienen hijos, les va a dar la crisis de “No viajé, no viví, no hice” cuando entren a los 30. Y a las que entramos a los 30 y viajamos, vivimos e hicimos nos agarra la crisis de: “Me quedan pocos años de fertilidad y no tengo hijos” así que a como yo lo veo, decidas lo que decidas, que sea TU decisión. Cásate por las razones correctas y no lo hagas también por las correctas razones. Pero hagas lo que hagas, procura tener la solvencia económica para mantenerlos pues son tu responsabilidad. No la del gobierno.

28. Comunica lo que vayas aprendiendo: Estos países necesitas que su juventud de clase media no se acompleje ni tenga baja autoestima haciéndose más pobre de lo que en realidad es. La juventud en pobreza necesita que aquí se abran los mercados para que puedan acceder a mejores oportunidades de estudio y trabajo. 

Y la juventud de la clase alta, necesita dejar de vivir en su burbuja, de ser racista y clasista y empezar a desarrollar empatía con el país en el que viven. No todos los que estudiaron en universidades privadas están haciendo algo por devolver lo que aprendieron ni todos los estudiantes de las públicas son unas víctimas miserables. Muchos cuando entran al gobierno igual roban y son corruptos. Así que por favor: estas 3 juventudes, necesitan despertar y empezar a relacionarse entre sí para que este país salga adelante.

29. No vivas de tus glorias pasadas: Por mucho que te vaya bien en un año con un éxito como graduarte o encontrar un mejor trabajo no te estanques. Siempre hay que buscar más. Si yo me hubiera quedado satisfecha con haberme ido fuera a estudiar, nunca hubiera aceptado hacer “Mañanas de Gloria” en 949 por un sueldo de Q2,000. Así que aprende a agachar la cabeza y trabajar duro y a no columpiarte de lo que fuiste o lo que hiciste.

Tengo ahora muy presente que el video de Zaragoza va a pasar de moda y que yo tengo que seguir haciendo cambios y creciendo para seguir adelante. La gente que no hace eso es la que se quedó trabada en sus años de colegio y nunca pasó de ahí.


30. Los 20 se pasan volando. Se los dice alguien que los aprovechó al máximo. Durante los 20s viví en 4 países: USA, Bélgica, Italia, y Guatemala. Y viajé desde España hasta Rusia. Celebré mis 23 en DC, los 24 en Bélgica los 25 en Guatemala y ahora pasé los 30 en México por motivos de trabajo. Leí todo lo que pude, trabajé con 2 y hasta 3 puestos a la vez. Parrandeé a morir y siempre fui consciente de que la juventud es fugaz. Así que no hay tiempo que perder. Empieza a actuar YA.






| @donnydice / 30 Consejos por: Gloria Alvarez | Foto: facebook GA



Con tecnología de Blogger.