Header Ads


Sex Texting la otra cara de la prostitución



El término "Sex texting" (Sexo por texto) no era nuevo hasta hace una década, pero su practica se remonta a los tiempos de la antigua Grecia o el siglo XIX, donde comenzó a modernizar con el uso de cartas con contenido erótico explicito entre parejas o amantes.

Su repercusiones han quedado evidenciadas en los textos descubierto de Mademoiselle S, con un sorprendente compendio desenfrenado de lujuria en la París de los años 20 y reflejadas en sus cartas enviadas a su joven amante.

Mucho tiempo y el panorama romántico- erótico también. El desarrollo de la tecnología ha dejado abierta la posibilidad de acceder a situaciones de la vida, vista de la óptica social como prohibidas: prostitución, drogas o cualquier hecho "ilegal".

Pero ha sido el "sex texting" el ganador de esta contienda de modas virtuales. Su uso está siendo aplicado por adultos y menores de edad en Latinoamérica sin saber las consecuencias que conlleva esta practica virtual. De acuerdo al estudio realizado por Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y PantallasAmigas, el 70% de los casos recaen en chantajes o extorsión. 

La practica en menores de edad está en aumento, alcanzando hasta un 61% los casos donde el material visual o textual, compromete a jóvenes que se encuentran en la etapa de la pubertad. 

Motivos como juego erótico (entre parejas), exhibicionismo o destacarse en grupos de amigos son algunas. Peor existe un motivo aún mas perverso, la venganza con la difusión de contenido explicito ha desencadenado en compañías de tecnología un esfuerzo para mejor la seguridad.

En Venezuela no se tiene cifras o datos exactos de casos, pero el "SexTexting" está siendo practicado por menores de edad sin la supervisión de sus padres. En Twitter por ejemplo se puede conseguir cuentas dedicas a la difusión de imágenes explicitas de menores de edad, co-ayudando al proceso de extorsión e incluso a la prostitución de la persona.

La INTECO recomienda algunos consejos básicos y evitar el susto de tu vida: 

NO LO PROVOQUES

No le solicites a nadie ese tipo de fotografías puesto que aunque tú no tengas malas intenciones, alguna tercera persona podría hacerse con ellas y haceros mal a ti o a tu novio o novia.

NO LO TRANSMITAS

Si te llega una foto o vídeo de algún/a conocido/a, no colabores en su expansión pues podría tener consecuencias graves tanto para él/ella como para ti.

NO LO PRODUZCAS 

Si te sacas una fotografía erótica y se la envías a alguien mediante un móvil o Internet, pierdes inmediatamente el control sobre dónde podrá acabar algún día. Y si se la sacas a alguien, asegúrate de tener su permiso y de las implicaciones que podría tener perderla o que te la robasen. Y, por supuesto, tener permiso para sacar una foto a alguien para uso privado ¡no significa que tengas permiso para difundirla!



@vosmagazine | @donnydice 



Con tecnología de Blogger.