Header Ads


Por qué usar el Yoga para el síndrome Asperger


El síndrome de Asperger o trastorno de Asperger es un conjunto de problemas mentales y conductuales que forma parte de los trastornos del espectro autista.


Para el escritor y cronista en la especialidad, Luis Eduardo Martínez (@MartinezLuisEdu), “las personas con síndrome de Asperger son demasiado sensibles a nivel sensorial, ya sea ante determinados estímulos visuales, olores, sabores y sonidos”.

Para quienes padecen del síndrome, acarrean estigmas sociales, psicológicos y familiares. Por ello en varios países se han desarrollado herramientas y metodologías, que permiten sopesar el entorno familiar de quienes tienen la responsabilidad de cuidar a personas con Asperger.

Una de las técnica que está siendo utilizada (actualmente de moda) en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, es el Yoga.


“En los últimos años, se han realizado varias investigaciones sobre el yoga como tratamiento complementario para el autismo. Un estudio efectuado en 2012 y publicado en el “American Journal of Occupational Therapy” examinó la efectividad de un programa de yoga para el aula, aplicado en niños con trastornos del espectro autista. Los niños participantes fueron divididos en dos grupos, uno recibió el programa de yoga cada mañana y el otro grupo llevó adelante su rutina estándar.

El estudio duró 16 semanas y al finalizar se evaluaron los comportamientos desafiantes. Los resultados mostraron que los estudiantes que participaban en el programa de yoga mostraron una disminución significativa en las conductas desafiantes respecto a los niños del otro grupo”.

Entre las bondades que ofrece la “terapia” del Yoga para el síndrome, ha sido la moderación del comportamiento reactivo de las personas que la padecen, aumentando y mejorando el autocontrol. Igualmente permite ayudar en la coordinación muscular, la actividad social y autoconfianza.


@VOSMAGAZINE | Con info de Luis Eduardo Martínez (@MartinezLuisEdu),



Con tecnología de Blogger.