Header Ads


Simón Díaz se fue con "La Vaca Mariposa"


Han sido muchos los ilustres que ha tenido Venezuela pero cuando en materia musical Simón Díaz ha sido el mas universal de todos. Uno de los personajes con mayor renombre y de vital ejemplo para los ciudadanos. 


Único en recibir en la "Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón" y catalogado como una especie de “prócer” por quienes valoran su legado: mostrar al mundo el folklore nacional entonado con los versos de su Vaca Mariposa, fue el tío de todos los venezolanos. 

Heredera del carisma del Tío @BettsimarDiaz nos daba la lamentable noticia a las 8:48 de la mañana del 19 de febrero: “Con lágrimas le anuncio al país que mi amado padre, partió esta mañana, en paz”. 

La reacción de usuarios en twitter dejó algunos con tristeza y sorpresa. Hasta la tarde de hoy se han generado 24 mil 700 Retweets, asicomo mensajes de solidaridad y apoyo con la familia Díaz.

Simón Díaz


La canción de Simón Díaz, la Vaca Mariposa y Caballo Viejo, son dos de sus numerosas piezas musicales más conocidas en todo el planeta. Por ello pasaremos por una serie de detalles de su vida, esto para quienes aún desconoce el legado del maestro.

Nació en Barbacoas (hoy municipio Urdaneta) estado Aragua, el 8 de agosto de 1928, para aquel entonces el país se llamaba, Estados Unidos de Venezuela y con otra bandera. Hijo del matrimonio de Juan Díaz y de María Márquez de Díaz, fue uno de los ocho hermanos que tuvo la pareja.


Al estar inmerso en un ambiente ganadero y rural, logró desde pequeño escuchar a improvisaciones y tonadas de cantautores locales. Su padre, le enseñó lo básico en casa ya que Juan Díaz tocaba el cornetín en la banda del pueblo, animando así al pequeño Simón a tocar el Cuatro venezolano, cantar y componer boleros.

Pero no fue sino hasta los 17 años, cuando comenzó a tocar en la Orquesta Siboney en San Juan de Los Morros. A esa edad inició lo que sería su preambulo como musico, al trabajar como asistente, atrilero y vocalista de la agrupación. 

El 19 de marzo de 1949 viajó a Caracas, donde trabajó como empleado de un banco y se inscribió en el turno vespertino de la Escuela Superior de Música. Allí estudió por seis años bajo la dirección del profesor, músico y director de orquesta venezolano Vicente Emilio Sojo.

A mediados de los años 1950, Simón Díaz ya era conocido en todo el país por su programa de radio El llanero en el cual mezclaba comedia con un inventario de canciones propias que lo convirtieron en uno de los artistas más populares de la Venezuela de entonces.

Entre los años 1950 y 1960, trabajó en teatro, televisión y cine, logró a protagonizar 5 películas, aunque fue en la televisión donde tuvo mayor éxito. Su carrera televisiva comenzó en 1960 con el programa La Quinta de Simón y se extendió hasta los años 1990 con otros programas en los que promovía la música y tradiciones venezolanas.

El más popular de estos fue el programa infantil Contesta por Tío Simón, el cual se transmitió por 11 años por el canal estatal Venezolana de Televisión entre los años 1970 y 1980. Allí se ganó el apodo "Tío Simón", por el cual aun se le conoce. En ese programa educaba a los niños sobre la música y el folclore venezolano.






La cadena de televisión A&E Mundo produjo un documental en su espacio “Biography” dedicado a su vida que se presentó en septiembre de 2004.


El galardón fue entregado por su larga trayectoria. El premio surgió de una iniciativa convocada desde internet y para ello los usuarios recolectaron firmas para su postulación.

Simón Díaz tuvo tres hijos con Betty de Díaz, su amor de toda la vida. Simón, Bettsimar y Juan Bautista. Su hija fungió como manager en sus últimos años de vida a quien complació llevándolo a cantar en lugar que él escogiera, luego de las presentaciones internacional. A Tío le gustaba el contacto su tierra natal y el llano venezolano.




Tío el pintor y escritor


Además de incursionar en producciones de alcance internacional a través de géneros como el Bolero o sin pasar las fronteras venezolanas, en la gaita zuliana cuando en los años 1966 publica “Gaitas y Parrandas con Simón” y tras un éxito repite en el 1967 con “Simón En Salsa, Simón En Gaita”, continúan durante su trayectoria incursionando en estos estilos como parte su amplia matiz musical.

Ya no sólo como cantautor, Tío Simón pudo expresar su arte, la escritura y pintura también fueron su pasiones que fueron alternadas. Para 1994 publicó un libro “Estampillas Venezolanas” con escritos e ilustraciones.

DIOS NO LE DA CACHO A BURRO
Todos los pueblitos tienen su plaza Bolívar, éste que yo digo también la tiene. Cuando un pueblito nace solo sin que nadie lo funde, le hacen la placita después. Para fundarlo buscan siempre que sea cerquita de un río pa' tené el agua allí mismo. Llega un señor ahí y traza un área de más o menos 10.000 metros cuadrados, es decir, cien por cada lado. A eso le pone el nombre de Plaza Mayor. (texto completo)


Anécdotas


Su hija, Bettsimar Díaz, comentó durante la celebración de los 85 años: “Mi padre es una hermosa plaza en que los venezolanos pueden encontrarse”. Palabras que fueron extraídas durante su entrevista al diario Panorama.


En una ocasión el joven artista se decidió a interpretar un bolero en un baile animado por la agrupación. El bolero era “Dos Almas” del compositor argentino Domingo Fabiano, apodado "Don Fabián". Sin embargo, a Díaz se le olvidó la letra y para salir del compromiso comenzó a improvisar la letra con sonidos guturales, ocurrencia que fue aplaudida por el público.

Según Ilán Chester (cantautor venezolano) "El significado de la vida de Simón va más allá de sus canciones… Simón representa a esa Venezuela orgánica y hermosa que, a través del canto, nos recuerda el llano; representa a esa Venezuela sensible y bella… Es el padre cultural de Venezuela"











@vosmagazine | Donny Gonzalez @donnydice | Con info y fotos de www.simondiaz.com





Con tecnología de Blogger.